¿Te sientes estancado? Prueba estas 4 soluciones

¿Te sientes estancado? ¿Crees quizás que has perdido el rumbo? ¿O a lo mejor sientes que no avanzas?

Ante situaciones de bloqueo entramos en una espiral de sentimientos negativos sin saber qué hacer, por dónde tirar y cómo salir del pozo. Puede que incluso nos invada una sensación de frustración, incapacidad y baje nuestra autoestima.

Para la gran mayoría estar estancado es visto como una situación negativa, pero desde FocusMe te proponemos un nuevo enfoque, porque detrás de este sentimiento se esconde un fuerte catalizador del cambio.

El estancamiento como indicador del cambio

Sentirse estancado no es más que una señal que recibimos indicándonos que algo no termina de ir bien y que tenemos que prestarle atención.

Si sientes que has llegado a un punto de estancamiento en tu vida, ya sea en el trabajo, en tu relación de pareja o quizás contigo mismo, es que – y aquí viene el factor clave – necesitas un cambio.

No necesariamente implica una ruptura total pero sí un cambio lo suficientemente importante para dar un giro a la situación.

Qué hacer ante una situación de bloqueo

Ante una situación de bloqueo la solución está más cerca de lo que crees, aunque a veces no sea fácil verla o no queramos verla.

Lo primero y más importante es escucharnos a nosotros mismos.

Dedica todo el tiempo que sea necesario para escuchar tu voz interna y analiza la situación. Si hace falta anota todas las ideas que te pasen por la cabeza, haz listas de pros-y-contras, etc. Lo que necesites, pero sobre todo escúchate porque probablemente la respuesta está en tu interior.

Además, a continuación te proponemos otros ejercicios que también te ayudarán a romper el muro de bloqueo.

No dejes de aprender.

Apúntate a un curso de inglés, asiste a un ciclo de conferencias sobre un tema que te interese, o atrévete a probar esa actividad que llevas tiempo queriendo hacer.  Aprender cosas nuevas mantendrá viva tu curiosidad y te abrirá nuevos horizontes.

Sal de la comodidad en la que has entrado.

Rompe con la rutina y comodidad, explora nuevos campos, cambia patrones de comportamiento, en definitiva, sal de la pachorra comodidad del terreno conocido donde seguramente te encuentras.
No evites el cambio sólo por el hecho de llevar muchos años “así”, donde te sientes confortable y seguro. No hace falta hacer una transformación radical, pero sí que pruebes de modificar algunos aspectos.

Márcate objetivos nuevos.

No hay nada más estimulante que fijarte objetivos, retos o tener nuevas experiencias. De este modo, volverás a recuperar la ilusión y motivación.

 

Ahora ya lo sabes, sentirse estancado es solo una señal que nos indica que que debemos poner atención a algún aspecto de nuestra vida porque seguramente tenemos un cambio pendiente que hacer.

 


Empieza a usar FocusMe, la herramienta para conseguir tus objetivos, aumentar tu foco y minimizar tu dispersión.

FocusMe-Final-Post

También te puede interesar

Dejar un comentario