Cómo superar los obstáculos

“¡Malditos obstáculos!” estará pensando más de uno, ¿verdad?

Y es que a nadie le gusta encontrar piedras en el camino.

Pero los obstáculos forman parte de nuestra vida, así que lo mejor es que aprendamos cómo hacerles frente y cómo podemos superarlos.

Los obstáculos forman parte del éxito

Los grandes triunfadores de la historia, encontraron numerosos obstáculos antes de vencer, consiguieron ganar y triunfar porque no se desanimaron ni tiraron la toalla ante sus derrotas, fracasos ni ante las dificultades que encontraron para alcanzar el éxito.

Lo consiguieron porque vencieron los obstáculos y perseveraron ante ellos.

Podemos pensar en míticos personajes de ficción como Indiana Jones en su búsqueda del Santo Grial, Frodo del Señor de los Anillos o Billy Elliot.

Pero también podemos encontrar ejemplos en la vida real como podría ser Steve Jobs u Oprah.

Todo es cuestión de actitud

Un obstáculo es aquello que temporalmente -repito, temporalmente- nos impide conseguir un objetivo o alcanzar una meta. Los obstáculos hacen que nos paralicemos, frustremos e incluso pensemos en tirar la toalla.

Es aquí cuando entra en juego nuestra actitud y la manera con la que nos enfrentemos a ellos para conseguir superar ese obstáculo y no estancarnos en el camino.

 

Qué es lo que NO tenemos que hacer

Culpar a los demás: externalizar la culpa no nos ayudará a superar el reto que tenemos enfrente, tenemos que aprender a asumir nuestros propios errores.

Quedarnos en la lamentación: si lo único que haces es lamentarte no conseguirás avanzar y te quedarás estancado en el lodo del inmovilismo.

Enfadarnos y culpabilizarnos a nosotros mismos: si bien tenemos que reconocer nuestra parte de culpa no podemos fustigarnos ni enfadarnos con nosotros mismos excesivamente.

Hablar y dar demasiadas vueltas sobre el problema: no te quedes quieto teorizando sobre el problema y cómo podrías solucionarlo, porque la teoría no sirve de nada si no pasas a la acción.

 

Cómo superarlos

Adopta una actitud positiva: ante todo que no cunda el pánico. Tenemos que pensar que cualquier obstáculo puede superarse y que todo está en nuestras manos.

Pasa a la acción: analiza la situación, compara las posibles soluciones y pasa a la acción. Es la única manera para poder superar los obstáculos, haciéndoles frente.

Tenacidad y perseverancia: no desistas y sigue luchando, la mayoría de los fracasos se dan por haber tirado la toalla demasiado pronto. Sigue hasta el final y verás que al final todo tiene su recompensa.

Quédate con lo aprendido: de todo se aprende, y quizás más de los retos que nos depara la vida. Así que afronta el obstáculo como un nuevo aprendizaje necesario para seguir creciendo.

 

Ahora ya sabes cómo vencer los obstáculos, adopta una actitud positiva y pasa a la acción. Los obstáculos son solo una situación temporal la cual está en nuestras manos superar y seguir en el camino hacia el éxito.

 


Empieza a usar FocusMe, la herramienta para conseguir tus objetivos, aumentar tu foco y minimizar tu dispersión.

FocusMe-Final-Post

También te puede interesar

Dejar un comentario